lunes, 16 de mayo de 2011

Disfunción Eréctil - Impotencia Sexual


(problemas de erección, dificultades para conseguir una adecuada erección)

Se le da el nombre desde un tiempo no muy lejano de disfunción eréctil a ésta disfunción sexual masculina a la que antes se llamaba “impotencia”, denominación ésta sin dudas muy agresiva en su sola nominación ya nos acerca bastante certeramente al “sentido” y “significado” que se le da en la relación sexual, en el encuentro sexual al hecho que el hombre no logre una buena erección en el sentido de que sea ésta deficiente porque no permite una satisfactoria resolución del acto sexual, ya sea porque no pudo lograr una erección lo suficientemente adecuada para lograr el coito o porque la logró pero por un tiempo corto, o porque no hubo erección directamente.

Es indudable que ésta situación lleva al hombre y a la pareja en el caso de que sea reiterada la situación al menos a una frustración que los sume en desavenencias y al hombre a sentirse en primer lugar “impotente” de llevar al lecho aquello para lo cual y desde su nacimiento se lo ha ido preparando que es que a la hora de una relación sexual sea él quien tome las riendas y en todo momento lleve al desarrollo del encuentro en los que se muestre verdaderamente como quien es el hacedor y activamente participante del encuentro esto desde lo cultural y determinante, pero que esto indudablemente en la psiquis y la emoción de ambos miembros de la pareja incide a la hora de evaluar el encuentro sexual.

Ésta disfunción puede tener orígenes orgánicos, por eso es que siempre ante la consulta de quien la padece, es menester que le orientemos a que si no ha asistido a un especialista para descartar lo orgánico, lo haga, y sólo ante la certera orientación de que no se trata de una causa orgánica se lo trate psicoterapéuticamente como si únicamente fuera un inconveniente exclusivamente psicógeno.

Aunque aún en el caso de que sea orgánico la psiquis tiene mucho para aportar y se puede asistir también psicoterapéuticamente como modo de apuntalar y lograr que su afirmación en cuanto a su autoestima, y estado anímico, como así también todo lo relacionado con la ansiedad si hubiera una asistencia además de la del médico tratante, el apoyo psicoterapéutico indudablemente logrará que los resultados de su tratamiento tendiente a modificar la causa orgánica sea en un tiempo considerablemente menor, pero no se trata aquí de asistir solamente desde lo psicoterapéutico y como si no hubiera causa orgánica sino de que es ésta tratada y la psicoterapia ayuda para un resultado mejor.

Ésta falta de erección no siempre es constante, y a veces se produce en distintas etapas, o con una pareja y no con otra (Falta de Erección Situacional); otro tipo es la Falta de Erección Generalizada y es que ésta se produce en cada acto sexual.

Si bien es cierto, ésta última nos podría estar indicando una causa orgánica en su generación, no siempre es así, hay hombres que no tienen problemas de tipo orgánico, y ante una relación sexual, no logran una suficiente erección.

Es claro que al no haber una causa orgánica y ser psicológica, ha habido elementos desencadenantes en lo psíquico que hubieron de producir éste efecto en su sexualidad, se suele dar en personas que hubieron de sufrir abusos en su infancia, pueden ser éstos sexuales o no, cuando su progenitor ha sido un padre muy autoritario también se puede producir la impotencia, en el caso de haber recibido muchos castigos en su infancia, y pueden otras circunstancias de su historia y traumatizantes por cierto haber producido ésta disfunción en su vida sexual de adulto.

Si bien las causas orgánicas origen de la falta de erección pueden ser enfermedades tales como lesiones, alguna lesión que impide el normal flujo de la sangre en el pene, lesiones en la columna, dolor crónico en la espalda, alguna enfermedad que comprometa los músculos, tejidos, venas y/o arterias que estén cerca del pene o en la zona y que comprometen a éste al momento de la erección, la diabetes, enfermedades coronarias, efectos de medicamentos, etc.

Para leer más de este artículo haz clic aquí

Lic.Cristina Heinzmann
Psicóloga-Terapeuta
Centro Psicológico Compartir
Psicoterapia en Línea
www.centrocompartir.org

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar